El service de Renault Clama te informa cómo detectar el desgaste del embrague

En el service Renault Clama te informamos sobre las maneras de conocer cuando el embrague de tu vehículo está gastado. Solicita un turno para reparación o chequeo, nuestros profesionales están capacitados en las últimas tecnologías de diagnóstico y trabajamos con accesorios y repuestos originales.

service Renault

Sistema de embrague

Cada vez que utilizamos nuestro vehículo el embrague sufre un desgaste y es una pieza clave en la transmisión de la potencia del motor a las ruedas. Parte del mantenimiento del vehículo implica el cambio y revisión del embrague periódicamente, el paso de los kilómetros hace que sufra un normal desgaste por esta razón hay que controlarlo.

Un embrague puede mostrar diversos problemas en su funcionamiento; para comprobar si nuestro embrague está desgastado y necesitamos cambiarlo, hay varios síntomas a los cuales debemos estar atentos cuando conducimos nuestro vehículo.

PEDIDOS DE TURNOS Y ASESORÍAS
Asesor de servicio: FEDERICO DAMATO
mail: taller4@clama.com.ar
teléfono: 4505-8600 interno 8677

Para solicitar turno: YAMILA LAUMANN
mail: recepcionservicios@clama.com.ar
teléfono: 4505-8614 / 4505-8638
teléfono: 4505-8600 interno 8677

No es a través del kilometraje que vamos a determinar cuándo se desgasta el embrague en nuestro vehículo porque influye mucho el uso que hagamos de nuestro auto, si por ejemplo lo andamos mucho en la ciudad (arrancando y frenando), el embrague se va a desgastar con mucha más facilidad que si lo hacemos andar largos recorridos por autopista o rutas. También los vicios o malas costumbres al manejar como por ejemplo llevar el pie sobre el pedal del embrague también puede fomentar un desgaste acelerado del mismo.

El embrague patina

Cuando en general el embrague comienza a fallar por estar desgastado deja de agarrar lo suficiente y patina; para comprobar que es éste el problema y no otro basta con circular con una marcha larga es decir con bajas revoluciones y acelerar fuerte. Si notamos que las revoluciones del motor suben pero la velocidad no aumenta es que el embrague patina.

Otra manera de comprobar que el embrague patina es colocar el freno de mano con el coche parado meter una marcha larga (tercera o cuarta) e ir soltando el embrague poco a poco si el coche no se clava o tarda mucho en hacerlo es síntoma de que el embrague está gastado y patina. No conviene realizar esta prueba demasiado.

En los vehículos que son muy antiguos también puede patinar por falta de fricción. Esto se debe a que en algunos con mucha antigüedad se requería una regulación periódica del recorrido del embrague a través del pedal para asegurarse de que no existe un falso contacto entre el disco y el volante del motor, esto pasa comunmente en los coches clásicos.  

Cuando sentimos olor a quemado significa que el embrague está patinando demasiado sobre la superficie del volante motor en general aparecerá cuando iniciemos la marcha. Este olor es similar al de los frenos cuando se recalientan. Si notaste el olor no debes seguir utilizando el embrague independientemente si está gastado o no. Si está gastado y sigues usandolo vas a dañar el resto de las piezas, generando un problema mayor.

Si al pisar el pedal del embrague sientes que está más duro que de costumbre es un claro indicador de un desgaste excesivo del disco. Claro que habrá que asegurarse de que el problema no provenga del cable de accionamiento del embrague o del sistema hidráulico, según el vehículo. Si el pedal de embrague tiene poco recorrido es también un indicador de un posible desgaste del disco.

¿Qué pasaría si se nos rompe el embrague de nuestro vehículo?

Como es un elemento que se desgasta cuando el embrague llega al final de su vida útil deja de funcionar, ahora bien como para poder hacer su función roza con otras piezas, si se sigue intentando usar cuando está desgastado puede dañarlas aumentando porsupuesto luego los precios de la reparación.

Un elemento que sí puede romperse es el cable del embrague o el sistema hidráulico. Estas piezas conectan el pedal del embrague con el sistema y permiten su uso. Cuando se rompen, el pedal se hunde del todo inutilizando el coche. Por suerte cambiarlos es mucho más barato que un embrague o un volante motor.

¿Cuánto dura un embrague?

No es fácil establecer un kilometraje concreto para determinar cuándo se suele desgastar el embrague de un coche. Influyen muchos factores como el fabricante, el uso que se haga del vehículo o la forma de conducir. Aun así, lo que sí podemos decir es que, si se usa correctamente y se circula mucho por ciudad, parando y arrancando entre semáforos, el embrague no debería durar menos de 100.000 km. Una cifra normal para su desgaste podría estar en torno a los 150.000 km. Por otro lado, si usándolo bien se suele conducir casi exclusivamente por autopista, el embrague puede llegar a durar toda la vida útil del coche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *