Dic 11

El nuevo Grand Scénic se pone al día y muestra un cambio que va más allá de lo puramente estético, y toca la mecánica, el equipamiento interior y la dotación tecnológica.

Tras su lanzamiento inicial hace 15 años (1997), cuando se llamaba Renault Megane Scénic, llegó una segunda generación (del 2003 al 2009), generación que ya perdía la denominación “Megane” y se desdoblaba en dos versiones, el Scenic de 5 plazas y el Grand Scenic, de 7. El 2009 nos presentaba una tercera generación en la que se veía más claramente la diferenciación que había entre el más “deportivo” Scenic y el más “señorial” Grand Scenic, con un importante avance en ambos modelos, en cuanto a terminación y calidad general. Ahora, en 2012, con casi cuatro millones de unidades vendidas en todo el mundo de las tres anteriores generaciones, llegan los nuevos modelos con tal número de cambios, que más allá de un restyling de la generación existente, cabe hablar sin dudarlo de la cuarta generación. Con cuatro terminaciones, que comienza con la “Authentique”, el más básico, pero bien equipado, “Expression”, “Dynamique” y “Privilege”, la más completa de todas y unos precios que se mantienen respecto a la generación anterior, el nuevo Grand Scenic quiere seguir situado en los puestos de honor de la categoría de los grandes monovolúmenes. Veamos sus armas para conseguirlo.

En el concesionario de Renault Argentina se podran encontrar autos usados para apreciar el confort y su diseño.

http://www.nuevorenaultsandero.com.ar/clama/renault-grand-scenic-1-6-dci-130-cv/


Leave a Reply