Gran berlina para la clase media

Renault pondrá a la venta en España a partir del 15 de enero su nueva berlina Fluence. Este sustituto del anterior Megane sedán va dirigido a un público tradicional de clase media que valora la capacidad y el equipamiento de un automóvil que se comercialice a un precio justo. Todavía no se han definido los precios exactos de cada versión, pero ya se ha anticipado que la gama inicial del Fluenceestará entre 17.500 y 20.500 euros.

Se fabrica en la planta turca de Bursa y se venderá en 80 países.   Así las cosas, la marca francesa completará su gama media en la   que ya figuran los Megane,   Megane   Coupe y Megane   Sport Tourer. Respecto al anterior Megane de cuatro puertas, el nuevo Fluence   se diferencia más del resto de la gama, tanto por estética como   por concepción. De hecho, si bien la plataforma es la   misma que la del Megane actual, algunas piezas provienen de   otros modelos de la alianza RenaultNissan.

La gama Fluence que estará disponible desde mediados de enero será   muy sencilla, pues únicamente estará compuesta por tres   motores y dos posibilidades de equipamiento. Eso sí, más   adelante irán llegando nuevas motorizaciones,   cajas de cambio (una nueva de doble embrague EDC)   e incluso, a medio plazo (2011), un Fluence eléctrico.   Centrándonos en las posibilidades iniciales, se encontrarán los   motores 1.5 dCi en dos tipos de evolución (85   y 105 cv) y el 1.6 16v de 110 cv; todos ellos asociados   a cajas de cambio manuales. Su equipamiento podrá ser el Expression   o el Dynamique, además de algunos elementos   opcionales.

Durante la toma de contacto con el Fluence condujimos el de gasolina y el diésel   de 105 cv. Francamente no hay color entre uno y otro, siendo mucho más   recomendable el dCi, ya no sólo por su gasto de combustible   (dos litros menos) sino por su forma de entregar de potencia. Cierto es que   tiene 5 cv menos, pero si nos fijamos en la cifra de par motor –151   Nm de gasolina frente a 240 Nm el diesel– podemos comprender la enorme   superioridad del motor dCi sobre el gasolina. El 1,6 litros 16v es una buena   mecánica para utilitarios como el Clio,   pero para coches de más de 1.200 kilos este 1.5 dCi en su versión   de 105 cv es claramente mejor.

Las cifras de prestaciones pueden no ser del todo explícitas, ya que   calcan la velocidad máxima (185 km/h) y la aceleración   de 0 a 100 km/h es favorable para el diésel por sólo tres décimas   (11,4 frente a 11,7 segundos). Pero en la práctica el empuje del efectivo   1.5 dCi le hace mucho más ágil y rápido, algo a lo que   también ayuda el cambio de seis velocidades (de cinco   en el gasolina). En consumos, los 4,5 l/100 km del Fluence 1.5 dCi   son una marca sobresaliente que le destacan frente a los 6,5 l/100 km del de   gasolina. Por último, las emisiones de CO2 también favorecen al   mismo, con 119 g/km de CO2 para uno y 155 g/km de CO2 para   otro. No sabemos la diferencia de precio exacta que habrá entre estas   dos versiones del Fluence, pero si, como todo hace indicar, rondan los 2.100   euros que existen en la gama del Megane compacto, desde luego que merece la   pena pagar esos 2.100 euros de más. Ahora bien, con el Plan 2000E   este Fluence se puede poner a un precio todavía más interesante.

Por lo que se refiere al comportamiento y la impresión general del coche,   las valoraciones que hemos hecho en anteriores pruebas del actual Megane se   pueden hacer extensivas a este Fluence. Cabe destacar de la nueva berlina   que con sus 4,62 metros de longitud y 530 litros de maletero   hace gala de una línea de gran empaque, e incluso llega   a superar en tamaño a berlinas tradicionales como el Skoda   Octavia. El Fluence es más grande y espacioso que sus rivales más   directos (Toyota   Corolla Sedán o VW   Jetta entre otros), excepto si lo comparamos al enorme Citroen   C4 Sedán.

Y por acabados, este vehículo va bastante bien dotado, pues desde el   equipamiento básico los Fluence vienen a España con control   de estabilidad, airbags de cortina, aire acondicionado y controlador/limitador   de velocidad entre otras cosas. Con el acabado Dynamique se   incluyen también las llantas de aleación de 16 pulgadas,   el climatizador, los sensores de luz y lluvia, el sensor de parking trasero,   la tarjeta manos libres, el equipo de MP3 y Bluetooth o el volante de cuero   entre otras cosas. Ya como extras figuran el navegador, la tapicería   de cuero, las llantas de 17 pulgadas o la tapicería de cuero. Finalmente,   decir que a mediados de 2010 se ofrecerá opcionalmente   el paquete Sport Way (en la galería de fotos el modelo   gris plata), la cual cuenta con llantas de 19 pulgadas y diversos elementos   aerodinámicos.

En el concesionario de Renault Argentina se podran encontrar autos usados para apreciar el confort y su diseño.

Fuente:

http://www.nuevorenaultsandero.com.ar/clama/gran-berlina-para-la-clase-media/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *